El Tesla Model 3 recibirá su primer lavado de cara para celebrar su sexto aniversario el próximo mes de julio del 2023.

A pesar de no tener ninguna persona de relaciones publicas, se sabe que Tesla está trabajando en una actualización importante para el Model 3, con el objetivo de comenzar la producción en el tercer trimestre de 2023.

Con el nombre en código “Highland”, la actualización busca reducir los componentes utilizados en el interior, en un esfuerzo por reducir los costos de fabricación.

El Model 3 ya tiene un interior minimalista, con solo una pantalla central de información y entretenimiento, sin grupo de indicadores, sin salidas de aire visibles y sin controles dedicados para ajustar el volante o los espejos, por lo que es difícil imaginar qué más van a cortar.

También se comenta que se renovará el sistema de info-entretenimiento y habrá cambios adicionales en el exterior y posiblemente en el tren motriz.

Tesla lanzó una actualización importante para el Model S y el Model Y el año pasado, los cuales cambiaron muy polémicamente el tradicional volante redondo por un yugo. Se agregó una pantalla táctil central con orientación horizontal y se eliminó el selector de marchas.

Pero el automóvil selecciona de manera predecible estacionar, reversa y conducir, aunque el conductor puede anular eso con la pantalla táctil o con un teclado sensible al tacto en la consola central.

Esta actualización también trajo los poderosos modelos Plaid, que aumentaron la potencia a 1020 caballos de fuerza a través de un nuevo tren motriz de tres motores.

Sin un comunicador, es difícil predecir exactamente lo que vendrá, por lo que solo podemos decir que la actualización del Model 3, seguirá los mismos pasos que las actualizaciones del Model S e Y. Igualmente, Tesla nunca ha ofrecido una versión de ultra alto rendimiento del Model 3.

Esta actualización llega en un momento crucial, ya que cuando se lanzó el Model 3, el único otro EV asequible en el mercado era el Chevrolet Bolt, y no fue ninguna competencia para el Tesla, ya que solo fue un EV nada fiable de GM.

Con muchos fabricantes de automóviles empezando a vender vehículos eléctricos, el Tesla Model 3 de $ 48,190 dólares en su precio base, tiene que cuidarse las espaldas.

Lo que paso en China, donde hay aún más opciones de vehículos eléctricos baratos (que no llegan a las costas americanas), y que obligo a Tesla a reducir drásticamente los precios del Model 3 y Model Y, pudiera pasar en América del Norte.

Por ahora Tesla es amo y señor del mercado de los vehículos eléctricos, por mucho que la gente odie a su CEO, o no.

Junior Marte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here